Fablehaven de Brandon Mull

Título: Fablehaven
Autor: Brandon Mull
País: Estados Unidos
Fecha de publicación: 2006

Son pocas las sagas juveniles que son de mi agrado, pero cuando me atrapan, calan hondo. Y Fablehaven es una de las tres sagas que más me gustan (de las otras dos ya se sabrá).

Fablehaven es el primer libro de una serie compuesta de cinco libros y pertenece al género de literatura fantástica. No pienso nombrar de que va el libro (que cuestiones fantásticas plantea), aunque la portada es bastante sugestiva. Quien piense leer este libro, que vaya directamente de lleno a él.

La historia comienza con los hermanos Sorenson, dos niños de 13 y 11 años, Kendra y Seth respectivamente. Los cuales tienen que quedarse unas semanas en la casa de sus abuelos en Connecticut. Allí, conocen a la ama de llaves, Lena, a Dale, un familiar de su abuelo. Pero al parecer su abuela está de “viaje”. Los niños tienen varios entretenimientos: un desván lleno de juguetes, una piscina, un jardín bastante exótico y hermoso. Pero los hermanos pronto se verán atraídos por el bosque que rodea la casa, al cual tienen acceso prohibido. Y hasta aquí diré sobre la trama.


El libro está lleno de magia y fantasía, temas que a mí en lo personal me fascinan. Para escribir lo que estoy escribiendo, releí este libro, y me alegra de que me haya gustado tanto ahora como en el primer momento que lo leí (que fue hace unos tres años).

Unas palabras para los hermanos Kendra y Seth. Primero Seth, el chico es la cosa más irritante de la novela, curioso, arriesgado, insensato e impertinente. Tal vez sea un poco injusto con el niño, además es justamente eso, un niño. Pero es que hace justo lo opuesto a lo que le piden: le dicen que no explore el bosque, él va y lo explora; le dicen que no debe molestar a las criaturas y él va, caza y encierra a una en un frasco (dando como consecuencia una venganza); le dicen que no abra la ventana y él va y la abre (desatando el acabose). Pero no por esto el personaje me desagrada (y no me desagrada, solo es algo pesado), creo que todo lo contrario, me parece que muchas novelas en la que los niños son protagonistas, estos son extraordinarios, maduros para su edad. Seth es lo contrario, es bastante común, aparenta su edad, es un niño, simple y llanamente.

Ahora Kendra, me agrada mucho más que su hermano, porque me siento más cerca de su personalidad. Kendra es sensata, responsable, escucha lo que le dicen, en fin, lo contrario de su hermano Seth. Seth es muy ingenioso pero creo que su hermana le gana en inteligencia, ya que algunas veces es capaz de disuadir a sus abuelos de mejor forma que Seth, ya que ella esta más al nivel de ellos, es un poco más madura. Aunque eso no significa que no tenga defectos, ella misma reconoce que hay cosas que ella no se atrevería a hacer, pero su hermano logra con gran facilidad. Kendra es más reservada, no se arriesga y no corre peligros, va por la zona segura.

Me gusta que la relación entre ambos hermanos sea muy creíble, las peleas que tenían son peleas que yo mismo tenía cuando era niño. Creo que es una novela que les gustaría tanto a niños, jóvenes como adultos. Ya que estos niños (más Seth en este primer libro) cometen errores pero se arrepienten y piensan en enmendarlos.

Creo destacable la forma en cómo la trama y el hilo argumental están diseñadas, con esto me refiero a que, si bien la novela pertenece a la literatura de fantasía y las criaturas que se presentan en ella no son ninguna novedad, el mundo que construye el autor si me parece algo innovador, yo por lo menos no he visto algo similar a esto. Aunque todo el que lea esto es libre de discernir y opinar distinto. En fin, Fablehaven es un libro impregnado de magia y fantasía de principio a fin, con personajes entrañables, criaturas fascinantes, que dejan con ganas de seguir con los siguientes libros (la historia se pone mejor).

Comentarios

Entradas populares

Romeo y Julieta de William Shakespeare

Muerte en la vicaría de Agatha Christie

El gremio de los magos de Trudi Canavan