Raíz Salvaje de Juana de Ibarbourou

Título: Raíz Salvaje
Autora: Juana de Ibarbourou
País: Uruguay
Fecha de publicación: 1922

Con este nuevo post, sin quererlo, expuse los tres grandes géneros literarios: lírica, narrativa y drama. Y la verdad es que no soy un gran amante de la poesía, pero sí, hay ciertas obras y ciertos autores que me gustan, aunque son pocos. Pero esta obra en particular fue la primera que me hizo ver lo hermoso y lo potencialmente expresivo que es dicho género. Con Raíz Salvaje redescubrí que el género lírico también puede ser de mi gusto. 

Raíz Salvaje es el tercer poemario de Juana de Ibarbourou, precedido de Las lenguas de diamantes (1919) y El cántaro fresco (1920). Y la obra cuenta con 47 poemas, en los cuales la autora enaltece y homenajea a la naturaleza.

Pero ¿qué uruguayo no conoce a Juana de Ibarbourou? ¿quién no fue bombardeado en la escuela con información de esta mujer?

No me da vergüenza decir que no recuerdo nada de lo dictado allá en los años de escuela. Aun así, me alegro de redescubrirla.

En su tiempo (y con el correr de este) Juana fue declarada y construida como el modelo de mujer tradicional. Pero, para encasillar a Juana a este modelo, estos hombres de época ignoraban cierta parte de su poesía. En esta obra, hay ciertos poemas que muestran una sensualidad delicada y preciosa, y no solo eso, ya que desde el título del poemario dice mucho. Yo leo “raíz” como metáfora de “esencia” o “alma”, por lo tanto, Esencia salvaje o Alma salvaje. Y es que la obra presenta una sutil, y a veces obvia, rebeldía.

Pero otro tópico constante en esta obra es el del amor y la naturaleza, que a veces mezclados dan lugar a poemas de expresión sensuales y hasta eróticos, y otras veces dan forma a poemas con un tinte nostálgico.

Te amo y soy joven, huelo a primavera.
Este olor que sientes es de carne firme,
de mejillas claras y de sangre nueva
¡Te quiero y soy joven, por eso es que tengo
las mismas fragancias de la primavera!
(Fragmento de Como la primavera.)
Los poemas “Olor frutal” y “Como la primavera”, por ejemplo, son poemas donde la naturaleza tiene un rol protagónico, pero esta está estrechamente vinculada al amor, ambas forman parte del mismo mundo.
Olor frutal (fragmento)

Por eso, en mis armarios
guardo frutas maduras
y entre los pliegues de mi ropa íntima
escondo, con manojos secos de vetiver.
Membrillos redondos y pintones.

Mi piel está impregnada
de esta fragancia viva.
Besarás mil mujeres, mas ninguna
te dará esta impresión de arroyo y selva
que yo te doy

¡Cuánto tendré que extrañarlos
Cuando de aquí nos mudemos!
¡Alamos junto al camino!
¡Fila de muchachos buenos!
(Fragmento de Camino de álamos)
Aun así, no todos los poemas muestran al amor como un resultado feliz, hay poemas que dejan ver una nostalgia y tristeza por el ser amado. Pero la naturaleza no solo está vinculada al amor, también es generadora de nostalgia y melancolía. Y así, se puede ver que los sentimientos como la tristeza, la melancolía y la nostalgia son generados por dos factores: uno es el amor, más específicamente, la ausencia del ser amado; otro es la naturaleza, ya que esta no pertenece al presente, está en el pasado, es un lugar perdido. El poema "Camino de álamos" puede ser un ejemplo de este último punto.

La poesía tiene la cualidad de poder generar imágenes más allá de lo meramente visual. Y a mí, esta obra me hizo evocar distintas sensaciones e imágenes, tanto visuales, como sonoras y olfativas. Esto a mí en lo personal, me encanta, crea lugares hermosos.

He visto a la muerte de cerca, de carca
Era tal como una mariposa negra.
Con sus grandes alas refrescó mis sienes.
Mi cuerpo, que ardía, tembló de delicia.
Le tendí los brazos pero ella, esquiva.
Fué a undirse en la sombra compacta y señuda
¡Vamos a buscarla, vamos a buscarla!
Mi sangre, de nuevo, torna a ser de llama
¡Y yo necesito sentir la frescura
Que dan sus dos alas de gamuza negra!
(Poema Fiebre)
Pero detrás del amor, la nostalgia y de todos los elementos naturales que los poemas evocan: flores, animales, hierbas, campos, agua, luna, sol, tierra, viento, raíces, ríos y lluvias. Hay poemas que desde mi criterio presentan hay un sentimiento o una esencia escondida, por debajo, subyacente. Poemas un tanto oscuros, casi parecen un grito.

En fin, para mí, Raíz Salvaje es una obra preciosa que me genero un gusto por la poesía y me hizo redescubrir a la autora. Son poemas bastante sencillos, pero esto no le quitan poder expresivo.

Comentarios

Entradas populares

Teleny, o El reverso de la medalla

Los años de Virginia Woolf

Muerte en la vicaría de Agatha Christie