El último héroe del Olimpo (Percy Jackson y los Dioses del Olimpo #5) de Rick Riordan

Título: El último héroe del Olimpo
Título original: The Last Olympian
Autor: Rick Riordan
País: Estados Unidos
Fecha de publicación: 2009

De los dioses más antiguos un mestizo.

Llegará a los dieciséis contra todo lo predicho.
Y en un sueño sin fin el mundo verá.
El alma del héroe, una hoja maldita habrá de segar.
Una sola decisión con sus días acabará.
El Olimpo preservará o asolará.


«Los mestizos han dedicado mucho tiempo a prepararse para la batalla decisiva contra los titanes, aunque saben que sus posibilidades de obtener la victoria son mínimas. El ejército de Cronos es ahora más formidable que nunca y, con cada dios y cada mestizo que logra reclutar, aumentan los poderes del maligno titán. Tras fracasar en un primer intento de detener en alta mar las arrolladoras tropas de Cronos, Percy Jackson y los olímpicos se esfuerzan por mantener a raya la furia desatada del monstruo Tifón. Y cuando Cronos ordena el avance definitivo hacia Nueva York, donde el monte Olimpo, en lo alto del Empire Stare, se encuentra prácticamente indefenso, pararle los pies al implacable Señor del Tiempo dependerá exclusivamente de Percy y su hueste de jóvenes semidioses.»

Con esta quinta novela, llego al final (otra vez) de la saga Percy Jackson y los Dioses del Olimpo. La mejor manera de describir esta novela es: emocionante y épica. Es un gran cierre, pero es un hasta pronto porque se da un pequeño indicio para la saga siguiente.

Me gustaría remarcar primero algo, más que nada, anecdótico. Hay una escena en la novela que es una clara referencia/imitación de una parte de La Ilíada. Se comienza una pelea entre las cabañas de Ares y Apolo. La cabaña de Apolo consiguió un carro volador, pero lo hicieron durante una misión liderada por la cabaña de Ares. Estos últimos creen que el botín les pertenece por liderar la misión, y Clarisse siente que su cabaña es utilizada como guerreros sin cerebro, como meras herramientas. Sienten su orgullo herido. Por lo tanto, deciden no luchar en la batalla final contra Cronos. Hay un claro paralelo con la disputa entre Aquiles y Agamenón, cuyo resultado es la cólera de Aquiles y su decisión de no participar en la batalla. Es una referencia bastante clara, pero la primera vez que leí este libro, todavía no había leído La Ilíada. Es un guiño por parte del autor para los lectores de esa épica. Hay otro paralelo al final de la novela que es la ira desencadenada de Clarisse, que se desata de la misma forma que la de Aquiles, al perder un ser querido.

En esta última novela se profundiza en Luke, que es uno de los grandes antagonistas. Se revela gran parte de su pasado, conociendo su rencor y resentimiento hacia los Dioses, el cual es el origen del conflicto y la rebelión de él y los demás semidioses. Luke es la cara de muchos semidioses que comparten el mismo dolor y resentimiento hacia los dioses. Luke, en su infancia, se sintió abandonado y poco querido por su padre inmortal, Hermes.

Pero este dolor y abandono no es algo que solo experimentan Luke y los mestizos del lado de Cronos, sino que también Percy, Annabeth, Thalia y demás semidioses conocen. Los semidioses desean algo que los dioses no pueden darles: un/a padre/madre presente. Los dioses no son humanos, y no pueden comprender del todo esa necesidad de sus hijos. Luke tuvo que valerse por sí mismo y luchar contra monstruos desde niño, y según Hermes, fue por su propio bien, él sabía que podía lograrlo, y pone como ejemplo sus hazañas cuando solo era un bebé. Pero Luke no es un dios, no quería probar nada, solo quería el apoyo y la presencia de su padre.

A través de las novelas se iban introduciendo el Panteón de Dioses: Dionisio, Ares, Hades, Poseidón, Zeus, Hermes, Artemisa, Apolo, Afrodita, Atenea, Hera, Hefesto, Deméter. Y en esta última novela se introduce a Hestia, la última olímpica. Ella es la última y la más importante. Le enseña a Percy el poder de ceder, así como ella cedió su trono en el Olimpo cuando Dionisio llegó, deteniendo el conflicto antes de que comenzara. Comprender esto será crucial para Percy. Además, Hestia es la diosa del hogar, más específicamente, del fuego y el calor del hogar. Ella representa el lugar al que se siempre se puede regresar, el lugar seguro, el calor y la conformidad. Sin él, las travesías de los héroes no tendrían sentido, ya que necesitan de su dulce regreso a casa. Y es por eso, que con Hestia la esperanza está a salvo.

Los personajes alcanzan todo su desarrollo y potencial en este libro. Percy está preparado para acabar con Cronos y Luke. Sintió la traición de su amigo, pero esta dispuesto a derrotarlo. Pero el mayor conflicto para Percy es ver las intenciones de Annabeth de salvar a Luke, y no de destruirlo. Luke ya traicionó demasiadas veces a Annabeth, por lo cual la determinación de Percy es férrea, y se refuerza con la bendición/maldición de Aquiles. Y es por eso que, con la divina intervención de Hestia, Percy conocerá a fondo la relación de Luke, Annabeth y Thalia. Percy se eleva como un héroe por las increíbles hazañas que realiza (derrotar un ejército de soldados muertos, enfrentarse a un Titan, derrotar una cerda gigante que nadie antes había vencido), pero también por la fe y confianza a sus amigos, por la mesura que manifiesta y el poder de dejar a otros ser quienes arreglen las cosas.

Annabeth es una digan hija de Atenea. Juega un papel fundamental en la batalla, tanto como estratega que como guerrera. Desfallecida, fue capaz de pararle los pies a Cronos y deducir el verdadero significado de la Gran Profecía. Luke prometió ser mejores que sus padres, ser una familia. Promesa no cumplida y que acarrea el sufrimiento de Annabeth, que además tiene el constante deseo de poder arreglar eso, poder volver a ser una familia. Pero eso es cosa del pasado, y Annabeth tendrá que superarlo y anteponerse a su defecto fatídico. En este libro Annabeth pone todo de sí, su inteligencia, su fuerza, su determinación y su coraje.



Nico tendrá que hacerle frente a su padre y sonsacarle la verdad sobre su madre. También tendrá que persuadirlo para que preste sus fuerzas en la lucha contra Cronos. Lo cual no es una tarea fácil, ya que él no forma parte del Panteón Olímpico y sus hermanos nunca confían en él. Hades está lleno de rencor y resentimiento, y Nico podría seguir sus pasos, caer en su defecto fatídico. Pero no lo hace. Elige enfrentarse a su padre y ayudar al campamento. Incluso si su padre profesa abiertamente que prefiere a Bianca antes que, a él, e incluso si no tiene un lugar oficial en el campamento. Nico tiene sobradas razones para caer en su defecto y llenarse de odio, pero elige otro camino.


Esta novela es un perfecto cierre de la saga. Un libro en donde no solo los personajes son más maduros, sino que también el tono es un tanto más oscuro. Esto es algo que está desde el principio, pero que va creciendo sutilmente, sin dejar de lado el humor y la ligereza del género juvenil. La novela, y toda la saga, es una épica y, a la vez, también tiene ciertos tintes de parodia, pero también es una reformulación de los mitos griegos y una construcción de nuevos mitos. La saga entera es vertiginosa, humorística y entrañable. De las mejores sagas que he leído.

Comentarios

  1. Hola! En verdad nunca me llamó la atención la saga, pero me gustaron pila tus reseñas. Tal vez termine leyéndola. Un besote ♥

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Sueño de una noche de verano de William Shakespeare

Ligeia, El gato negro y El cuervo de Edgar Allan Poe

Perdida de Juana de Ibarbourou