Orgullo y prejuicio de Jane Austen

Título: Orgullo y prejuicio
Título original: Pride and Prejudice
Autora: Jane Austen
País: Inglaterra
Año de publicación: 1813

Es una verdad mundialmente reconocida que esta es la novela más famosa de Jane Austen.

El argumento de la novela es más o menos el siguiente: El señor y la señora Bennet tienen cinco hijas, a las cuales la señora Bennet quiere casar a cualquier costo, dado que al morir el señor Bennet quedaran sin un penique, dado que el mayorazgo se hereda por línea masculina. Las principales figuras de la novela son Elizabeth Bennet, la segunda hija, y Fitzwilliam Darcy, un joven soltero y rico que llega al vecindario.

Desde el principio de la novela ya se instaura que el matrimonio es el mayor problema y el tema central. Y si bien la señora Bennet da vergüenza ajena y no conoce la mesura, su preocupación es real e importante. Aún así, esa mujer necesita un poco de sentido común (sea lo que sea el sentido común).

El matrimonio puede traer varias cosas: felicidad, seguridad y/o ambos dos. Elizabeth, por ejemplo, no le interesa casarse con un hombre por conveniencia, rechazando dos propuestas de matrimonio. Ella antepone su felicidad ante la seguridad social y económica de ella y su familia. Su unión solo se da cuando el afecto entre ambos es recíproco. Esto no es el caso de su amiga, Charlotte, la cual acepta el matrimonio dado la seguridad económica que esta unión conlleva. Pero el matrimonio no es un asunto solamente de mujeres, ya que Wickham también ve a esta institución como una manera de mejorar su vida. De esta forma los hombres no son los únicos en el marcado matrimonial sino que también las mujeres están en él. Y así, el dinero es indisoluble del matrimonio.

Algo curioso que me sucedió con esta novela (y la anterior) es que los personajes masculinos me dejan un tanto indiferentes, me parecen sosos y poco interesantes. Sacando a Darcy que es bastante complejo y al señor Bennet que es graciosísimo con sus comentarios. Pero aún así. Los personajes femeninos y su manera de relacionarse, destacando a Elizabeth, por supuesto, son, por lejos, mucho más interesantes.

Tengo la impresión de que se recuerda a las novelas de Jane Austen, y está en especial, como comedias románticas, que por supuesto lo son, pero a mí en particular el amor y el romance no son un tema que me atraigan a sobremanera.

Mi interés va en el materialismo que se presenta en el matrimonio y la problemática de la felicidad en contraposición a la seguridad económica que brinda, los diálogos hostiles, junto con una prosa llenas de ironía y humor, en donde a través de momentos y charlas aparentemente intrascendentes se tiene que llegar a descifrar las verdades subyacentes.

Orgullo y prejuicio es una novela graciosa, inteligente y compleja en cuestiones de las relaciones y el comportamiento humano.

Comentarios

  1. Hola! Reconoceré que cuando leí este libro por primera vez, me aburrió. Pero era chica, así que no llegué a ver más allá de la «comedia romántica». Ahora que aprendí a disfrutar a Jane, estoy deseando releerlo :)
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola
      A mí me pasó eso con "Sentido y sensibilidad", me dormía de aburrimiento.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Hola! amo la ironía en la narrativa de Austen, no es mi novela preferida pero fue la que me hizo descubrirla y eso fue grandioso.
    Este mes toca relectura de este libro para #docemesescon y estoy ansiosa.
    Saludos, nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Creo que su ironía es lo que más se nota de su estilo y es lo que más disfruto.
      Yo también descubrí a Jane con esta novela.
      Saludos!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Raíz Salvaje de Juana de Ibarbourou

Coraline de Neil Gaiman

Fin de viaje de Virginia Woolf