Maurice de E.M. Forster

Título: Maurice
Autor: E.M. Forster
País: Inglaterra
Fecha de publicación: 1971

Maurice es una obra póstuma, ya que E.M. Forster murió un año antes de la publicación, junio de 1970. Pero la novela se escribió durante 1913 y 1914. La causa de que el autor no publicara la obra en vida, fue que el tema central de la novela es la sexualidad, más específicamente, la homosexualidad. 

La novela relata la difícil adolescencia, juventud y edad adulta de un joven londinense perteneciente a la clase media-alta, Maurice.

Maurice es un personaje físicamente atractivo, presumido y mentalmente lento. Uno puede llegar a acostumbrarse a su linea de pensamiento (ya que la novela esta narrada desde su punto de vista), pero salta a la vista de que es muy obtuso en varias ocasiones. En el correr de la novela, Maurice irá descubriendo la verdadera naturaleza de sus sentimientos, ya que estos no son heterosexuales, sino que van dirigidos a personas de su mismo sexo. Maurice aceptará, sufrirá, aborrecerá, luchará y aceptará otra vez esos sentimientos a lo largo de la novela.

En la universidad, Maurice conoce a Clive. Y éste, está dotado de calma, inteligencia y un apego a las seguras normas morales. Clive es fino y delicado pero es él quien traza las reglas, quien marca las líneas. Tiene un alma y un temperamento bastante griego (admira a esta cultura), y es que de esta manera, mantiene una relación amorosa (completamente platónica) con Maurice durante años.

James Wilby y Hugh Grant 
como Maurice y Clive respectivamente 
en la película Maurice de 1987

El universo de la novela está estrechamente vinculada a su tiempo, ya que Maurice, no es solo la historia de este muchacho y el descubrimiento de su sexualidad, sino que también es un fiel retrato de la sociedad inglesa de la época eduardiana. Por ende, el universo que crea E.M. Forster en esta obra es puramente masculino, no hay personajes femeninos destacables y no hay mujeres con demasiada importancia en la vida de Maurice, más allá su madre y sus hermanas. La mujer esta relegada a un segundo plano, a un lugar casi sin importancia, pero no porque el autor fuera misógino o algo parecido, sino que la sociedad en la que vivía era de esa manera, y él (creo yo) quería mostrar esa sociedad.
James Wilby y Hugh Grant 
como Maurice y Clive respectivamente 
en la película Maurice de 1987

La homosexualidad siempre fue un tema tabú, pero eso no significa que la literatura no se nutriera de dicho tema. No obstante, generalmente, las obras que tratan la homosexualidad (estoy pensando en obras de la anigüedad clásica hasta la creación de esta obra), abordan el tema con burla y de forma despectiva y condenatoria. Los personajes homosexuales eran un mero chiste o, si tenían una relación de este tipo eran tratados como deprabados y su vida terminaba en tragedia. 

Rupert Graves y James Wilby 
como Alec y Maurice respectivamente 
en la película Maurice de 1987
Esta novela no termina en tragedia, no transmite el amor homosexual como degradante y pervertido, y los personajes consiguen su final feliz. El autor era creyente de que dos personas del mismo sexo podían ser felices, y es por eso que elige darles un lugar en el reino de la ficción donde podrían conseguir dicha felicidad. El amor que se presenta en la novela es ennoblecedor y no degradante. Es por estas razones que la novela no vio la luz a principios del S. XX, la novela no solo fue controversial por poner sobre la mesa el tema de la homosexualidad, sino también por no condenarla, dicho de otra manera, fue controversial por decir que la homosexualidad está bien.

El autor dedicaba la obra a ‹‹Tiempos Mejores›› y si bien este tiempo no es perfecto, creo que es mejor que el de aquel entonces. Una novela digna de ser leída.

Comentarios

  1. Tengo que decirlo: ahora que leí tu reseña tengo muchas ganas de leer este libro. ¡Te apoyo si sale este libro! Me gusto como lo describiste en la reseña. ¡Saludos! :)

    ResponderEliminar
  2. Vi la película hace casi 15 años y casi inmediatamente encontré el libro y fue un sacudón de esos que cimientan nuestro amor por la lectura. Todos los amores merecen la pena, todos los amores nos pueden hacer mejores si son verdaderos. Y pocas veces lo leí de forma tan precisa. También la idea de que el infierno real y el paraíso construido artificialmente pueden estar hechos del mismo material... Pero esas son otras cuestiones.
    Te felicito por la reseña, por su calidad y su calidez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Que bueno que conozcas tanto el libro como la película, ambas merecen la pena.

      Eliminar
  3. Hola :D
    me lo anoto, no lo conocía ni vi la peli, pero esos libros que se llevan a cabo en la universidad siempre están para leer cada tanto. Te recomiendo Llámame por tu nombre, de André Aciman, espero te interese!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta hace unos días no tenía idea de este libro, pero recientemente ví el trailer de la película que esta por salir y supe que se basa en un libro. Así que, en un futuro lo leeré.

      Eliminar
  4. Hola! Si bien creo que mi voto en el club va a ir para otro lado, me encantó la reseña, ya que no había leído nada sobre el libro (aunque recordaba que lo habías recordado en la reunión pasada).
    Me gusta sobre todo que no tenga un final trágico, qué avanzada esa cabeza! Quizás lea el libro y hasta vea la peli porque Hugh <3
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá que leas el libro, ya que una de las finalidades de las reseñas es que te interese los libros y los leas. Y tanto el libro como la peli te darán varias sorpresas.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Muy interesante esta obra, no la conocía la verdad, me la anoto para leer porque creo que es importante resaltar este género para seguir combatiendo la discriminación.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Me encantó la reseña del libro. Espero que salga Maurice en la votación del Club.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Ligeia, El gato negro y El cuervo de Edgar Allan Poe

El asesinato de Roger Ackroyd de Agatha Christie

Coraline de Neil Gaiman